Evita atracones y picoteo insano estando embarazada

16
0
Gestante en fiestas: evita picoteo insano y atracones
16 Dic 2019

Una nueva Navidad más, pero este año existe una diferencia..., ¡estás embarazada! Este hecho feliz coincide con comidas excesivas, reuniones sociales y celebraciones familiares: las dudas sobre qué comer y qué evitar durante el embarazo se multiplican.

Y la embarazada tiene una lista cada vez más larga de alimentos prohibidos durante el embarazo. La realidad es que con algo de sentido común y una pizca de cuidado, una gestante puede comer una amplia variedad de alimentos, manteniendo una premisa: dieta equilibrada, variada y saludable. La idea es sencilla:  es mantener un control de todo lo que comes, comiendo para dos y no comiendo “por dos”.

Cómo evitar toxoplasmosis y listeria

Los cuidados de la alimentación son similares que en cualquier otro momento del año. Para evitar los contagios de toxoplasmosis o listeria debe de evitarse la comida cruda, los embutidos y las verduras y frutas mal lavadas. La congelación a menos de 20 º es una solución alternativa que se puede emplear para algunos alimentos que no deseamos cocinar y que permiten eliminar al parásito toxoplasma.

No es el caso de la listeriosis cuya bacteria resiste la congelación por lo que aunque el riesgo de contagio en general es bajo, a pesar de la congelación, persiste. Por lo tanto hay que tener especial cuidado de lavarse las manos antes de manipular los alimentos crudos, refrigerarlos adecuadamente y mantener separados los alimentos crudos de los cocinados para evitar contagios. Ante la duda de la idoneidad de un producto es mejor no asumir ningún riesgo.

Hay que asumir que todos aquellos establecimientos de restauración pasan controles estrictos de sanidad y que por ello, tenemos una seguridad de que el tratamiento de los productos es el adecuado y que la probabilidad de cualquier contagio es bastante baja. Por ello, en Navidad, las cenas en restaurantes para diferentes celebraciones no deben de evitarse o dejar de disfrutarse, sino que debe de ser precavidos, avisando al profesional que te atiende de tu estado y preguntando sobre el cocinado de los productos si te surge alguna duda.

Consejos para comer pescado y marisco

  • La Navidad es la época del año en la que más cantidad de pescado y marisco se consume y para la embarazada es una alternativa estupenda por su alto contenido en omega 3.
  • Están permitidos los mariscos siempre que éstos sean cocinados o a la plancha, evitando comerlos crudos por lo explicado previamente.
  • Respecto a pescados como el atún rojo o el pez espada su consumo debe ser limitado, aunque no prohibido, ya que como acumulan mercurio, su consumo excesivo podría resultar tóxico.
  • En cuanto al pescado crudo, no es recomendable su consumo durante la gestación, no obstante el congelado del mismo hace que sea seguro su consumo al eliminar el parásito anisakis.

Patés y quesos, siempre pasteurizados

Los patés y quesos suponen otro reto para la embarazada. Están permitidos todos aquellos que se han sometido al proceso de pasteurización el cual nos asegura que el producto no se encontrará contaminado por ningún tipo de bacteria.

Evita atracones y comilonas en tu embarazo

En el embarazo es mucho más habitual tener molestias digestivas como ardor, malas digestiones o gases. En una embarazada las digestiones suele ser más lentas y además cuanto más tiempo de embarazo se tiene y más se encuentra distendido el abdomen más distensión se presenta y por lo tanto la indigestiones o malestar es más habitual. Para evitar las molestias normales tras comer debemos evitar los atracones. Por ello es recomendable comer cantidades pequeñas y realizar ingestas más frecuentes. Las comilonas navideñas no son lo más recomendable, pero puede pedirse cantidades menores de alimentos.

Postres y brindis, momentos delicados

Por último en cuanto a los postres y dulces, una embarazada no tiene por qué tenerlos prohibidos, pero sí su consumo debe ser limitado ya que no es recomendable el exceso de calorías que favorece la ganancia de peso excesiva la cual durante el embarazo  puede provocar problemas maternos y fetales.

 Quizá uno de los peores momentos para una embarazada en Navidad pueda ser los postres si somos golosos, pero también el momento del brindis. Por supuesto que los brindis están permitidos pero recordad que evitando cualquier gota de alcohol. En el embarazo se encuentra completamente prohibido. No está permitido ni una mínima cantidad ya que los problemas desencadenados por el alcohol en el feto, no están relacionados con la cantidad de alcohol consumida, y se han descrito incluso con cantidades mínimas.

Brinda con zumos a refrescos

Como alternativa para beber se encuentran los refrescos o los zumos de frutas. Con moderación pueden resultar muy apetecibles y el sustituto ideal para el vino o la cerveza, pero en exceso pueden favorecer los gases y molestias digestivas. En el caso de los zumos de frutas, sin exceso no deben ser perjudiciales, pero suponen un aporte extra de azúcares por lo que su consumo debe ser moderado. 

¡Disfruta de las fiestas!

Dra. Diana Cuenca
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.