Qué colores puede tener la leche materna

6
0
Los colores de la lecha materna, a examen
23 Jul 2019

La leche materna puede tener varios colores y tonalidades, ya que como hemos explicado en otras ocasiones, es un fluido vivo y cambiante. Hay madres que se preocupan por los cambios de coloración de su leche, y si la extraen y reservan, pueden llegar a pensar que está en mal estado, siendo completamente normal.

En un principio, todos tendemos a pensar en que la leche materna es de color blanco, al igual que la leche de vaca que consumimos habitualmente, pero en muchas ocasiones, el color puede cambiar, de hecho, puede adquirir casi todo el arcoíris de tonalidades,  y os vamos a explicar por qué.

Colores posibles de la leche materna

Blanco. Este es el color de la leche madura, fundamentalmente durante la primera mitad de la toma, ya que la leche tiene más contenido en agua y sustancias hidrosolubles. Al comienzo de la misma puede ser casi transparente.

Amarillo. Es el color del calostro, que es la leche de los primeros días de lactancia. Es una leche más espesa, más escasa, pero muy nutritiva y con componentes de altísimo valor biológico. También es el color característico de la leche al final de la toma, ya que en ese momento, la leche es más densa y grasa, con componentes liposolubles

Blanco-azulado. La leche extraída y almacenada, toma este característico color en muchas ocasiones, sin significar este hecho que esté en malas condiciones.

Rojo. A veces, y sobre todo durante los primeros días de lactancia, pueden aparecer grietas en los pezones (por un agarre incorrecto del bebé al pecho), que ocasionen leves sangrados, lo que puede ocasionar que la leche tome un color rojizo. También se puede producir durante una mastitis.

Marrón. También ocasionado por leves sangrados, o pequeñas lesiones de los conductos mamarios, que pueden proporcionar un color herrumbroso a la leche.

Verde. Si la madre consume mucha verdura de hoja verde, la leche puede adoptar esta tonalidad. También puede producirse por la acumulación de sustancias grasas en los conductos galactóforos.

Otros colores o tonalidades. Son debidas al consumo de colorantes, algunos medicamentos, ciertos alimentos, u otras sustancias por parte de la madre.

Consulta los cambios de coloración

Como veis, la leche materna continúa asombrándonos. Ahora ya sabéis que puede adoptar muy diferentes tonalidades, y sigue siendo estupenda para el consumo del bebé. De todas formas, ante cualquier cambio no esperado o que se mantenga en el tiempo, consulta con tu médico o matrona. ¡Feliz lactancia!

 

Dra. Elisa García
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.