Cómo cuidar tu salud mental en tiempos de coronavirus

17
0
Salud mental para la gestante en cuarentena por COVID-19

Durante este larguísimo período de confinamiento en nuestras casas por la pandemia de COVID-19 -nunca vivido anteriormente- es frecuente y normal tener sentimientos de tristeza, soledad, angustia, miedo y desesperanza. Las causas son muchas: el distanciamiento social, el miedo a la enfermedad, las noticias que escuchamos a diario y el hecho de no saber lo que va a pasar en un futuro próximo o cuando retornará la normalidad...

La mujer gestante suma todos estos sentimientos y preocupaciones a los que ya el embarazo genera por sí mismo. Es decir, la preocupación por la dieta más adecuada y los alimentos prohibidos, las consultas médicas, el adecuado desarrollo del bebé, los preparativos para el nacimiento, la incertidumbre ante el parto… Además de la revolución hormonal que hace tener el ánimo y la sensibilidad de la futura mamá a flor de piel. Todo ello puede pasar factura y acabar afectando a su salud mental, pudiendo presentar ansiedad, depresión, estrés y labilidad emocional (llanto fácil).

COVID-19: cómo mantener la calma y buen ánimo

Nuestros consejos para que puedas sobrellevar adecuadamente este largo periodo de confinamiento y continuar con el ánimo intacto son:

  • Sigue un horario establecido, y mantén ciertas rutinas. Es recomendable poner el despertador, levantarte todos los días a la misma hora, y realizar las mismas prácticas que realizabas antes de la cuarentena, aunque ahora trabajes desde casa (aseo, desayuno, vestido…), ya que, si no, la pereza complicará el hecho de ponerse en marcha.
  • Aprovecha las máximas horas de luz natural posibles. Ventila las estancias, y sal a la terraza o balcón algún rato, si tienes posibilidad de hacerlo.
  • Realiza una dieta sana y equilibrada, con al menos 5 comidas al día. Como ya hemos explicado en múltiples ocasiones, sería ideal que consumieras los cereales integrales, suficiente cantidad de fruta y verdura, proteínas de alto valor biológico y que evitaras alimentos precocinados, azúcares refinados y grasas no saludables. Una alimentación adecuada te ayudará a mantener un buen estado de ánimo y asegurará un organismo saludable con un sistema inmunológico fuerte y sano.
  • Mantén hábitos saludables, como beber agua con frecuencia, no fumar y no beber alcohol. Sigue las indicaciones dadas por los profesionales para evitar el contagio, medidas de aislamiento y de prevención (lavarse frecuentemente las manos, mantener la distancia de seguridad…).
  • Realiza ejercicio físico. Es imprescindible para poder encontrarte bien y alegrar el ánimo, además de proporcionarte múltiples beneficios, como mejorar la digestión y ayudarte a descansar mejor. Además de las tablas habituales de ejercicios o estiramientos, puedes bailar o hacer zumba, por ejemplo, que además de gratificante te resultará divertido y reduciré el estrés.
  • Realiza actividades que te resulten placenteras, y para las que necesitas un tiempo que quizás antes no tenías, como pintar, escribir, hacer manualidades, coser, aprender o practicar un idioma, leer…
  • Mantén el orden y la limpieza en casa. Aunque a veces cueste, es fundamental para ayudar así al orden y a la paz mental.
  • Cuida la actividad social. Es muy recomendable que te mantengas en contacto con familiares y amigos hablando por teléfono, o a través de videollamadas.
  • Es bueno mantenerse al día sobre lo que está ocurriendo, pero limita la exposición a los medios de comunicación. Además, deberás tener cuidado con las redes sociales ya que, si bien son buenas para mantenernos en contacto con el entorno, a través de ellas nos llegan con frecuencia noticias o informaciones erróneas o maliciosas, que pueden angustiarnos o entristecernos sin motivo.
  • Al final del día, es necesario realizar actividades que te ayuden a relajarte, para poder conciliar el sueño adecuadamente. Ejemplos de ello son tomar un baño relajante, una infusión calentita, ver una película o serie (de temática preferiblemente agradable), oír música tranquila y melódica…
  • Y por supuesto, al final del día, un descanso nocturno adecuado y reparador para poder cargar las pilas debidamente. ¡¡Felices sueños!!
Dra. Elisa García
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.