Vitamina D: por qué es tan importante en tu embarazo

10
0
Embarazo: por qué es importante la vitamina D
03 Mar 2020

 En España se ha establecido que hasta el 40% de las embarazadas tiene deficiencia o insuficiencia de vitamina D. A pesar de vivir en un lugar soleado y con una alimentación mediterránea rica en pescado, este déficit plantea que una parte muy importante de nuestras gestantes deben ser suplementadas con vitamina D.

La vitamina D es una vitamina liposoluble esencial para la salud humana y relacionada con procesos de contracción muscular, de conducción de impulsos nerviosos y con una función estructural en los huesos. Sus fuentes naturales con la síntesis cutánea de vitamina D que induce la radiación solar y el aceite de pescado. Esta síntesis cutánea sumada a la escasa cantidad de vitamina D que contienen muchos alimentos de nuestra dieta hace que la deficiencia de la misma sea muy prevalente. La síntesis cutánea de vitamina D supone el aporte del 90 al 95% del total y se estima que una exposición solar de tan sólo 15 minutos al día sería suficiente para las necesidades de cualquier ser humano.

En el embarazo se ha asociado la deficiencia de vitamina D desde a muchas complicaciones gestacionales pero siempre ha existido cierta incertidumbre al respecto. La vitamina D es una vitamina liposoluble y por lo tanto su eliminación es algo más dificultosa que las vitaminas que son hidrosolubles. Para su absorción precisa de la acción de los ácidos biliares, y para su eliminación una inactivación hepático.

Por su metabolismo especial su ingesta debe ser controlada, ya que la posibilidad de que ésta se acumule en los tejidos y por lo tanto pueda ser tóxica o perjudicial, es mayor en los casos de vitaminas liposolubles que en las hidrosolubles. Este hecho justifica que su ingesta deba ser limitada en cantidad, sobre todo en casos de embarazo. Existen fórmulas comercializadas en las que la dosis de vitamina D son muy elevadas y que resultan útiles en otros contextos, pero no son aconsejables para una mujer embarazada.

Vitamina D: qué dosis se recomienda

Las recomendaciones generales de suplementación de vitamina D en la gestación suelen ser mayores de 600 UI sin superar las 1000 UI al día. Estas dosis resultan seguras para el desarrollo fetal.

En los últimos años ha existido un aumento del interés sobre el déficit de vitamina D en la mujer embarazada ya que varias revisiones científicas han determinado su asociación con complicaciones maternas y fetales. Desde antiguo se había sospechado que existían tales asociaciones pero no existía una evidencia clara al respecto que hubiera permitido establecer unas recomendaciones claras al respecto.

Lo que dice la evidencia científica

La realidad es que la evidencia actual permite una asociación entre el déficit de vitamina D y la incidencia de preeclampsia (hipertensión inducida por la gestación), diabetes gestacional, bajo peso del recién nacido al nacimiento y hemorragia postparto. Por lo tanto, la suplementación en estos casos disminuye la probabilidad de desarrollar una preeclampsia en la gestación y reduce la posibilidad desarrollar una diabetes gestacional o de tener un recién nacido con bajo peso.

Afortunadamente muchos multivitamínicos prenatales han añadido vitamina D a su formulación con lo que puede suponer una dosis suficiente en casos de insuficiencia. En casos de déficit más importante pueden asociarse la toma de  suplementos vitamínicos para gestantes con una dosis extra de vitamina D. Existen formulaciones adaptadas a embarazadas con dosis bajas y no perjudiciales.

Dra. Diana Cuenca
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.