Por qué junio es el Mes de la Fertilidad

24
0
Por qué junio es el Mes Internacional de la Fertilidad
10 Jun 2021

¿Sabías que junio es el Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad? Se trata de una iniciativa de la Asociación Americana de Fertilidad (AFA) para dar visibilidad, conocer y prevenir este problema tan importante en la actualidad que es la infertilidad.

¡Calcula tu fase fértil para quedarte embarazada con nuestra calculadora de la ovulación!

¿Sin embarazo tras intentarlo un año?

La infertilidad es una enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud que afecta a todas aquellas parejas que no consiguen concebir naturalmente tras un año de relaciones sexuales frecuentes sin utilizar métodos anticonceptivos. Se estima que la infertilidad afecta a unos 50 millones de personas en todo el mundo.

En la fertilidad humana intervienen multitud de factores (físicos, psicológicos, ambientales y sociales). Y, a su vez, la infertilidad puede tener múltiples causas, que pueden ser femeninas, masculinas, mixtas o incluso de causa desconocida. La investigación constante en este campo avanza a paso firme hacia el conocimiento profundo de todas estas causas y sus tratamientos.

Edad, factor clave de la fertilidad

Entre esos muchos factores que influyen en la fertilidad, el más determinante es la edad. La etapa más fértil de la mujer es la década de los 20 a los 30 años, y en la sociedad actual, la edad media de la mujer primípara va aumentando progresivamente debido a muchos factores, sobre todo sociales y laborales.

A partir de los 30 años, la fertilidad comienza a disminuir, y a partir de los 35 la cosa empieza a complicarse. Va disminuyendo el número de ovocitos y empeorando su calidad de manera progresiva, dificultando así la posibilidad de un embarazo de forma drástica.

Las técnicas de fertilidad ayudan

Gracias a los avances en las técnicas de fertilidad, son muchas las parejas infértiles que consiguen su ansiado objetivo. Además de los procedimientos más conocidos por todos -como la inseminación artificial o la fecundación in vitro- disponemos en la actualidad de dos posibilidades para ganar el pulso al tiempo y que han conseguido embarazos en situaciones otrora imposibles, elevando de forma significativa la edad límite de la mujer para poder conseguir un embarazo.

Hablamos de la ovodonación y de las técnicas de preservación de la fertilidad. Ambas se basan en la utilización de ovocitos jóvenes y sanos, uno de los pilares básicos de la fertilidad, y han logrado embarazos en mujeres infértiles por diferentes causas (edad, tratamientos oncológicos, enfermedades crónicas…)

8 consejos para cuidar tu fertilidad

1. Lleva una vida saludable

Come sano, haz ejercicio físico y huye de tóxicos como el tabaco y el alcohol. El sobrepeso, y las carencias nutricionales de ciertas vitaminas y minerales dificultan la fertilidad.

2. Evita el estrés

Está demostrado que el estrés, tanto físico como psicológico, influye negativamente en la fertilidad. Intenta tomarte la vida con calma.

3. Controla tu peso

El sobrepeso y la obesidad son claros enemigos de la fertilidad, y también complican el embarazo una vez conseguido. Es, por tanto, muy recomendable comenzar el proceso de la maternidad con un peso saludable. Consulta a tu médico si tienes dudas o si necesitas ayuda para conseguirlo.  

4. Prevención de enfermedades

Es muy importante que cuides tu salud sexual, evitando relaciones sexuales de riesgo y utilizando preservativo, ya que las infecciones genitales de transmisión sexual, como la chlamydia o la gonorrea, son causa de infertilidad. También es importante mantener al día el calendario vacunal.

5. Visita al ginecólogo con regularidad

Sobre todo, si presentas síntomas como dismenorrea (dolor durante el ciclo menstrual) o menstruaciones irregulares, ya que pueden ser síntomas de enfermedades relacionadas con la fertilidad, como la endometriosis o el síndrome de ovario poliquístico.

6. Planifica tu embarazo

Es importante realizar una revisión médica previa, también llamada consulta preconcepcional, donde detectar posibles carencias o problemas de salud previamente al embarazo, y donde te pautaran un suplemento específico para el embarazo (con ácido fólico) para llegar al embarazo en las mejores condiciones posibles.

7. Si retrasas la maternidad, consulta

Valora la posibilidad preservar tu fertilidad. Como norma general, a partir de los 35 años comienza a descender el número de ovocitos, y también su calidad. Esta técnica consiste en congelar (vitrificar) tus ovocitos para, en el momento en que te sientas preparada para un embarazo, estén disponibles y en buenas condiciones para poder lograrlo.

8. ¿Y cuándo consultar si no te quedas embarazada?

Lo recomendado como norma general es comenzar el estudio de fertilidad tras un año de búsqueda de embarazo sin resultado.

Aunque cada vez más especialistas se inclinan por empezar el estudio a partir de los seis meses, sobre todo si la mujer es mayor de 35 años o si presenta algún problema ginecológico o de salud asociado. El camino que se empieza aquí puede ser largo, intenso y duro, pero la recompensa es grande, y cada vez más parejas consiguen su feliz objetivo.

Dra. Elisa García
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.