Los miomas uterinos, cómo afectan al embarazo

7
Los miomas uterinos y el embarazo
26 Sep 2022

Los miomas uterinos son una patología ginecológica muy frecuente en la mujer, que puede llegar a afectar hasta a una de cada dos mujeres en edad reproductiva. A menudo, apenas presentan síntomas y se suelen descubrir en las revisiones ginecológicas. Pueden afectar a la fertilidad y al embarazo.

¿Qué es un mioma?

Un mioma es un tumor benigno formado en el útero por la proliferación excesiva de células musculares lisas del miometrio (la capa muscular de la pared del útero), que se desarrollan bajo el estimulo de factores de crecimiento, como son las citoquinas (proteínas que controlan el crecimiento de otras células) y hormonas sexuales, como los estrógenos. Su diagnostico se realiza fundamentalmente por ecografía, aunque en ocasiones también pueden ayudar la histerosonografia y la resonancia magnética nuclear.

¿Qué hago si tengo un mioma uterino y deseo un embarazo?

Consulta con tu ginecólogo qué tipo de mioma tienes, dónde se localiza y su tamaño, y valorará los posibles riesgos y si precisas o no un tratamiento previo al embarazo.

Tipos de miomas

Hay varias clasificaciones de miomas en función de su localización en el útero. Según la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO), los miomas pueden ser:

  • Subserosos: Se localizan en la superficie serosa del útero. Pueden tener una base ancha o pedunculada (unidos al útero por un fino tallo llamado pedículo) y pueden ser intraligamentarios.
  • Intramurales: Se localizan dentro de la pared uterina, y si crecen mucho pueden distorsionar tanto la superficie como la cavidad uterina
  • Submucosos: sobresalen hacia la cavidad uterina, hacen impronta en ella y la distorsionan. Generalmente son los más pequeños, pero también los que más problemas suelen causar.  

Los síntomas de los miomas uterinos

Los miomas pueden causar síntomas muy variados, aunque la mayoría cursan de manera asintomática y se diagnostican con ecografías rutinarias. Entre los posibles síntomas que pueden causar se encuentran:

  • Sangrado uterino anormal.
  • Infertilidad.
  • Dolor pélvico.
  • Síntomas provocados por la presión que el mioma ejerce sobre órganos del sistema digestivo cercanos, como disfunción vesical, intestinal….

¿Cómo afecta el mioma uterino al embarazo?

              En cuanto al embarazo, también pueden ocasionar problemas como abortos, problemas en la formación e inserción de la placenta, malposición fetal, parto pretérmino, restricción del crecimiento fetal, así como aumento de la probabilidad de cesárea.

El impacto de los miomas sobre la fertilidad es controvertido, por la gran variabilidad clínica que suponen los diferentes tipos de miomas. También debemos tener presente que la infertilidad en la mujer es más frecuente después de los 35 años, período en el cual aumenta también la incidencia de miomas.

🔹 El tipo de mioma mas claramente asociado con problemas de fertilidad es el submucoso o el intramural que afecta a la cavidad uterina, ya que pueden interferir directamente con la implantación  del embrión en el útero, y generalmente será recomendable tratarlos antes de comenzar un tratamiento de fertilidad. 

🔹 La controversia de tratamiento surge principalmente con los miomas intramurales que no deforman la cavidad uterina, y que podrían afectar secundariamente a la fertilidad por alteración del flujo sanguíneo en el útero y la receptividad del endometrio.

🔹 En cambio, los miomas subserosos no han demostrado que produzcan una afectación directa de la fertilidad. 

Tratamiento del mioma uterino

El tratamiento de los miomas es fundamentalmente quirúrgico para extirparlos (miomectomía), aunque en ocasiones puede valorarse el tratamiento médico y la embolización, es decir impedir que el flujo sanguíneo llegue al mioma. Pueden utilizarse diferentes técnicas y vías de abordaje (histeroscopia, laparoscopia, laparotomía…), en función de las características del mioma.

La evidencia actual sugiere que en pacientes con miomas submucosos e intramurales que comprometen la cavidad uterina, la miomectomía mejora la fertilidad. En el resto de los miomas intramurales y en los subserosos, si no producen síntomas y el tamaño es menor a 5 cm, se recomienda observar su evolución. En cualquier caso, el tratamiento siempre es individualizado.

Elisa García
Especialista en Obstetricia y Ginecología en el Hospital Clínico San Carlos (Madrid)