¿Qué es la pregorexia?

0
0
Qué es la pregorexia

Comúnmente, durante el embarazo, tanto el obstetra como la matrona, nos encargábamos de recalcar a todas las embarazadas, no se salvaba ninguna, que no debían engordar durante los meses de gestación, o bien, que habían cogido muchos kilos y sería recomendable adelgazar. Sin embargo, la vida es un tanto curiosa, y en las consultas de hoy en día, se ven cada vez más mujeres que se encuentran en este momento tan bello de la vida y que presentan una preocupación exagerada y obsesiva con la ganancia de peso habitual y no engordan, lo que se denomina pregorexia.

¿Por qué se ha producido este cambio conceptual?, ¿por qué la sociedad va de extremo a extremo, de engordar en exceso porque todo estaba permitido a, no querer coger el peso recomendado? Lo cierto es que la pregorexia, es decir, la anorexia que se acontece durante el embarazo, se puede desarrollar en aquellas mujeres que han presentado previamente algún trastorno de alimentación, bien sea anorexia, bulimia, toma compulsiva de alimentos… y el embarazo incrementa estos rasgos. Por otro lado, hay un gran número de mujeres que lo desarrollan por primera vez durante la gestación, siendo personas que no quieren perder la situación activa que tienen sin estar embarazadas y que su prototipo ideal de belleza es la delgadez, bien sea una idea instaurada de forma cultural o por un déficit de autoconfianza o autoestima que conlleva esa situación.

No querer engordar

Lo cierto es, que nos encontramos ante un contexto complicado porque por un lado tenemos una mujer con la idea clara de no querer engordar, porque no quiere verse con los kilos de más y los cambios fisiológicos corporales que se producen en el embarazo, y, por otro lado, las complicaciones que pueden traer consigo la incorrecta ingesta de calorías y nutrientes durante la gestación. Es evidente que a medida que se aumentan las semanas de edad gestacional se deben ir aumentando los aportes en la dieta, hasta conseguir, en una persona con un peso normal, un incremento del mismo en total en la gestación de 9-12 kilogramos; mientras que estas cifras disminuyen en caso de sobrepeso y, por el contrario, son mayores en caso de delgadez importante.

Las complicaciones de la pregorexia

Las complicaciones que pueden asociarse a la pregorexia en la embarazada son:

  • Aumento de la incidencia de anemias de la gestación, que conllevan un mayor cansancio, inapetencia, dificultad para realizar las actividades de la vida diaria y, consecuentemente, un incremento de la necesidad de complementos de hierro (con las molestias digestivas asociadas a la misma).

  • Problemas de descalcificación ósea, por déficits en la ingesta y la absorción de calcio y vitamina D.

Las consecuencias de la pregorexia para el bebé

Pero, ¿qué puede suceder a un feto y a un niño nacidos de una madre que ha sufrido pregorexia?

  • El incremento en el peso de la madre está relacionado con el incremento del peso del feto, por tanto, es necesario una vigilancia estrecha del peso fetal estimado, para descartar posibles alteraciones del mismo, como los fetos pequeños para la edad gestacional o los retrasos en el crecimiento intrauterino.

  • También, puede producirse el desencadenamiento del parto antes de tiempo, un parto prematuro, con las consecuencias que esto puede traer para el recién nacido.

  • Por otro lado, una vez que el bebé deja de ser recién nacido y va creciendo, pueden ser niños que presenten alteraciones endocrinológicas, así como diabetes mellitus, cuadros de hipertensión arterial o síndromes metabólicos.

La detección precoz de la pregorexia

Es necesario realizar una detección precoz de esta situación, no sólo tu médico, sino tú puedes ser la primera que te des cuenta de que algo te está pasando por la cabeza de manera preocupante. En ese caso, en el momento en el que se diagnostica, es recomendable que se ponga en marcha el trabajo de un equipo multidisciplinar, entre los que deberían encontrarse los obstetras, endocrinólogos, nutricionistas y psicólogos, para trabajar en un mismo sentido, que es curarte.

Son muchas cosas las que trae consigo el no coger peso durante la gestación de manera obsesiva, por tanto, es muy importante pensar en la pregorexia, tanto los especialistas como la familia de las embarazadas, al igual que vosotras, las gestantes, las futuras mamás, porque una vez que te quedas embarazada tienes una máxima responsabilidad, no para contigo, no para con tu imagen corporal, no para con la sociedad, ¡no! Tienes la responsabilidad para con tu bebé. ¡Cuídate! Y no caigas en situaciones peligrosas.

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.