6 síntomas de embarazo que no te esperas

18
0
Síntomas, señales y signos de gestación que no esperas
22 Abr 2021

Durante el primer trimestre de embarazo, con frecuencia los obstetras comprobamos en la consulta que, como suele decirse, nunca llueve a gusto de todos. Se trata de una curiosa situación, y es que la gestante que presenta los primeros síntomas de embarazo los refiere como muy molestos, le preocupan e incomodan, interfieren con su vida normal y quiere que pasen cuanto antes. Sin embargo, la gestante que tiene la gran suerte de no tener síntomas, o los presenta de manera muy leve, también siente preocupación por su ausencia, y desearía sentirlos. ¿La razón? Porque eso le aportaría una mayor seguridad de que su gestación es real y de que evoluciona favorablemente.

Las señales de gestación que sí esperas

Los síntomas del primer trimestre de embarazo, como ya hemos explicado en ocasiones anteriores, son muy variables e inespecíficos. Están causados principalmente por los múltiples cambios hormonales que se producen durante esta etapa inicial de la gestación, para que el organismo materno se adapte a esa nueva situación tan especial. Cada organismo responde a su manera a esas fluctuaciones hormonales, al igual que ocurre con otras situaciones similares, como por ejemplo el conocido síndrome premenstrual.

El primer síntoma, que es común a todas las gestantes, es la ausencia de menstruación (también denominada amenorrea). En algunas ocasiones se produce un pequeño sangrado al llegar el embrión a la cavidad uterina y anidar en el endometrio preparado para ello; es el denominado sangrado de implantación, y se produce en torno al día 21 a 24 del ciclo aproximadamente. Algunas mujeres pueden confundir este sangrado con la menstruación, aunque suele producirse antes de lo esperado y de menor cantidad y duración.

Una vez que se ha producido el retraso menstrual, llega el test de embarazo positivo, y los síntomas “esperados” por la gestante tras conocer su estado son los que se producen con más frecuencia durante el primer trimestre: náuseas, vómitos, tensión mamaria, mareos, molestias abdominales leves e inespecíficas, pirosis, estreñimiento, gases, ausencia de apetito, cansancio y sueño.

 Cuáles son los síntomas de embarazo más raros

Pero también puedes experimentar ciertos síntomas de gestación que no esperas, y que pueden causarte confusión por este motivo. Aunque hay que decir que también son muy habituales y entran dentro de la normalidad en el contexto de una gestación. Vamos a repasarlos:

1. Insomnio: el sueño se altera

Extremadamente frecuente en el embarazo, aunque la idea general es que la embarazada tiene mucho sueño. Y es que debemos darnos cuenta de que ambas cosas no son incompatibles. La gestante puede descansar mal por la noche y tener sueño durante el día. Por eso es tan importante una buena higiene del sueño durante este periodo vital.

2. Cambios en la piel, más sensible y pigmentada

La piel de la embarazada se vuelve más sensible, incluso puede reaccionar ante ciertos productos o agentes, antes inocuos. También pueden aparecer manchas y habrá determinadas zonas del organismo que se oscurecerán (areola mamaria, línea alba…). Una buena hidratación es fundamental (también desde el interior), protección solar elevada, no exponerse directamente al sol y utilizar productos cosméticos naturales o hipoalergénicos son consejos apropiados.

3. Flujo vaginal más abundante

Síntoma extremadamente frecuente éste, y que suele causar mucha confusión. El flujo vaginal es más abundante, y al final del embarazo se hace más líquido. Lo que debes tener presente es que no debe ocasionar síntomas, como picor o escozor, no debe presentar un olor desagradable, y su color debe ser transparente o blanquecino si es más mucoso. Si no fuese así, consulta con tu médico.

4. Gusto y olfato alterados: más intensidad y cambios de sabores

Generalmente el sentido del olfato se agudiza, y percibes con mucha intensidad los olores. También es frecuente que percibas cambios en el sabor de algunos alimentos (y que rechaces alimentos que antes te encantaban), y un sabor extraño entre las comidas. 

5. Congestión nasal o nariz tapada

En contraposición a lo anterior, hay algunas gestantes que presentan congestión nasal y perciben menos los olores y el sabor de los alimentos. Esto se debe al efecto de los estrógenos sobre los vasos sanguíneos de las mucosas, y también entra dentro de la normalidad.

6. Problemas dentales

Es frecuente la inflamación y el sangrado de encías durante el embarazo (por el mismo motivo que el anterior), por lo que debe extremarse la higiene dental durante este período. Es muy recomendable realizar una revisión general y una limpieza dental antes del embarazo.

Embarazo sin síntomas: algo muy normal

Y, por supuesto, también es totalmente normal no presentar síntomas, o hacerlo de una forma muy leve, de tal manera que pasen prácticamente inadvertidos y puedas continuar con tu vida con total normalidad. No debes preocuparte por ello, sigue el control de tu embarazo adecuadamente y disfrútalo, tú que puedes.

No hay ningún síntoma que pueda experimentar una gestante durante el primer trimestre que asegure que el embarazo está evolucionando adecuadamente, y únicamente podrá comprobarlo con datos objetivos: en primer lugar, una prueba de embarazo cuando experimente el retraso menstrual (generalmente en orina, ya que son accesibles, fiables, sencillas de realizar y con un resultado inmediato, aunque en algunas ocasiones estará también indicado realizarla en sangre).

Y después no queda más remedio que tener un poquito de paciencia y esperar hasta la realización de la gran deseada primera ecografía, en la que podremos comprobar si ya se objetiva el embrión (o embriones) y con la vitalidad adecuada.

Dra. Elisa García
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.