¿Embarazo a la vista? Ten en cuenta estos 10 puntos esenciales

Consejos para gestantes y mujeres que quieren ser madres

Quedarte embarazada: 10 recomendaciones clave

Cuando llega el momento y nos planteamos tener un hijo es importante buscar información fiable sobre el principio del embarazo, que cosas tenemos que tener en cuenta a la hora de comer, que ejercicio podemos hacer o cómo nos afectará en nuestro trabajo.

La información profesional y contrastada nos ayudará a evitar muchos de los miedos que a veces nos provocan las personas que nos rodean que, con buena intención, aunque no muy acertadamente, nos repiten los mitos del embarazo que han ido pasando de generación. Estas "leyendas urbanas" pueden hacer que el comienzo de la gestación no sea todo lo tranquilo y feliz que esperábamos… 

 

Por eso, tanto si ya estás embarazada como si estás buscando el embarazo, es importante que tengas en cuenta estos 10 puntos clave: 

1. No siempre es fácil conseguir el embarazo

Generalmente son necesarios varios ciclos manteniendo relaciones sexuales sin protección para que una mujer en edad fértil quede embarazada. En mujeres de 30 años se considera que la probabilidad de conseguir un embarazo por mes será de alrededor del 15%. Así que no os desesperéis si no conseguís el embarazo a la primera.

2. Los primeros síntomas, ¿tendré náuseas desde el principio?

No siempre. Hay muchas mujeres que no tienen síntomas de embarazo claros hasta pasadas varias semanas. En muchos casos los síntomas son molestias en las mamas, sensación de hinchazón en el vientre y poco más, puede que nunca tengas náuseas, pero si las tienes, lo normal es que aparezcan en torno a la semana 5 de embarazo, suelen ser mas llamativas hacia la semana 8-9 y por lo general desaparecen al entrar en el segundo trimestre de gestación. Las más frecuentes son las náuseas matutinas, aunque hay mujeres que las tienen a lo largo de todo el día. Procurar no tener vacío el estómago, comer pocas cantidades, mas veces al día, mejor alimentos sólidos y frescos suele aliviar la sensación nauseosa. Si no toleras ningún alimento y vomitas con mucha frecuencia  consulta con tu matrona o tu ginecólogo.

3. ¿Tengo que comer por dos?

Los primeros síntomas y náuseas del embarazo

general). Mantener una alimentación variada, sana y equilibrada que aporte todos los nutrientes necesarios nos ayudará a mantener unos niveles adecuados de todas las vitaminas o minerales, fundamentales tanto para el desarrollo de tu bebé como para mantener nuestra salud. Nuestra dieta mediterránea es ideal para conseguir ese aporte de micronutrientes y mantener nuestro peso.

Consejos de nutrición sana para gestantes

5. Precauciones en la alimentación

Es importante, no obstante, mantener una serie de precauciones en nuestra alimentación para evitar el contagio de ciertas bacterias o virus que podrían afectar a nuestro embarazo.

Algunas de las precauciones más importantes en tu dieta son éstas:

  • No tomes alimentos crudos o medio crudos. El calor mata a la mayoría de los microorganismos patógenos causantes de estas enfermedades
  • La leche y los productos lácteos asegúrate de que están elaborados con leche pasteurizada.
  • Las frutas, hortalizas o verduras que vas a tomar crudas siempre hay que lavarlas muy bien y si es posible, pelarlas.
  • Evita el contacto con gatos.
  • Evita tocar tierra y si tienes que realizar tareas de jardinería siempre con guantes de goma y mucha precaución, lava bien tus manos antes y después de la tarea y evita tocarte la cara o las mucosas con los guantes o antes de lavarte las manos.
  • Ten cuidado con los niños pequeños. No les des besos en la boca o en la cara cerca de la boca, no compartas los cubiertos con ellos y si les limpias la nariz o les cambias el pañal lava tus manos en profundidad e inmediatamente.

6. Las embarazadas duermen a todas horas

Otro de los mitos mas extendidos es el del sueño en el embarazo. Es cierto que la hormona progesterona puede producir que tengamos más sueño, pero no son raros los casos en los que ocurre lo contrario. Una de las circunstancias mas frecuentes es que tengas mucho sueño por el día, pero por la noche la cosa se complique. Puede que consigas dormirte rápidamente, pero tendrás que levantarte a orinar a las 3 o 4 horas y probablemente desde ese momento no consigas dormir profundamente y mantengas el resto de la noche en duermevela

7. Vitaminas para el embarazo ¿desde cuándo?

Has de hacerlo lo antes posible. Si el embarazo es planeado lo ideal es que comiences varios meses antes con algún suplemento vitamínico específico para preparar el embarazo. Una vez que estás embarazada, tendrás que pasar al complejo vitamínico específico para el embarazo, que mantendrás hasta el momento del parto. Una vez nazca tu bebé puedes pasar a otro complejo formulado para la lactancia materna. En muchas ocasiones, una vez realizada la analítica del embarazo, nos podemos encontrar con algunas carencias y hay que complementar con otras vitaminas o hierro.

Bebé a la vista: emociones de la embarazada

En muchas ocasiones, una vez realizada la analítica del embarazo nos podemos encontrar con algunas carencias y hay que complementar con otras vitaminas o hierro.

8. Primeras semanas de embarazo: vaivén emocional

Las primeras semanas de embarazo son, desde el punto de vista emocional, bastante complicadas por lo general. Los cambios hormonales, las primeras molestias del embarazo, el miedo a que todo salga bien hacen que pasemos de la alegría al llanto con facilidad y que vivamos esas semanas con cierta ansiedad. Tranquila, todo esto es pasajero y mas adelante empezarás a disfrutar de verdad del embarazo.

 9. Adapta tu ejercicio físico

Realizar ejercicio es muy beneficioso para el embarazo, pero con precauciones. Si nunca has realizado deporte el primer trimestre no es el momento de iniciarse en la práctica deportiva, si es tu caso un paseo tranquilo es una buena opción de momento:

  • Si ya realizas deporte es importante tener algunas precauciones, evita:
  • Deportes de contacto o violentos
  • Deportes con riesgo de caídas o golpes
  • Deportes que supongan dar saltos
  • Deportes que supongan grandes esfuerzos

En cualquier caso, el primer trimestre es un momento para tomarlo con calma. Consulta siempre con tu matrona o tu ginecólogo el deporte más adecuado y el mejor momento para empezar a retomar la práctica deportiva.

10. ¿Cuáles son mis derechos laborales?

El embarazo en sí mismo no es motivo de baja laboral, pero es importante que te informes de tus derechos. Tu mutua laboral te puede informar de la posible adaptación de tu puesto de trabajo por el embarazo o el momento en que te corresponderá la baja por riesgo laboral y la documentación necesaria para tramitarlas.

 

Natividad García
Matrona del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)