10 consejos para lograr un embarazo sano

18
2
10 consejos para lograr un embarazo sano
01 Feb 2021

Todas las mujeres que planean -o que saben ya de su embarazo- desean que éste transcurra de forma sana, natural y feliz, aun sabiendo de antemano que será normal presentar ciertos síntomas comunes a la práctica totalidad de las gestantes (náuseas, sueño, cansancio…). Por supuesto, ninguna mujer desea que su embarazo se vea complicado por una diabetes gestacional, una hipertensión o un parto prematuro, entre otros. En el "post" de hoy os vamos a dar 10 recomendaciones para evitar al máximo las complicaciones en vuestros embarazos.

10 consejos para mejorar tu embarazo

1. Dieta sana y equilibrada

No está mal como comienzo. Si durante toda nuestra vida la dieta es importante, el embarazo es una de esas situaciones en las que se convierte en fundamental. Debes hidratarte adecuadamente (mínimo 2 litros de agua al día) y realizar una dieta sana, equilibrada y variada. Realiza cinco comidas al día, consumiendo bastante verdura y también fruta fresca (ambas bien lavadas), proteínas de alto valor biológico (legumbres, huevo, carne y pescado), los cereales preferiblemente que sean integrales, lácteos y grasas saludables (ideal el aceite de oliva virgen extra). Huye de productos precocinados, procesados, azúcares refinados y grasas no saludables. Cocina tus alimentos de manera saludable: horno, plancha o vapor.

2. Toma tu suplemento vitamínico diario

Es fundamental tomar el ácido fólico de manera preconcepcional y durante el primer trimestre para prevenir ciertas malformaciones en el feto. Además de ello, también podrán prescribirte yodo, hierro o vitamina D, entre otros, en función de tu estado de salud y tus necesidades particulares. Es importante ser regular en la toma de estos suplementos. Sigue los consejos que te hayan dado en la consulta del ginecólogo.

3. Practica ejercicio físico

Es absolutamente fundamental. Te ayudará a mantenerte en forma y activa, también a controlar el peso y a evitar muchos problemas de salud. Además, el ejercicio físico favorecerá tu salud mental y tu sueño nocturno. Ideales durante el embarazo son el caminar, la natación y el pilates para embarazadas. 

4. Fuera tóxicos de cualquier tipo

Acaba completamente con el consumo de tabaco y alcohol. Huye de la toxicidad y contaminación ambiental. Pasea al aire libre (idealmente por el campo o en su defecto por parques y zonas verdes), ventila las estancias en las que te encuentres con regularidad, y evita ambientes cargados de humo o polución.

5. Guerra al sobrepeso y a la obesidad

Sobrepeso y obesidad complican la gestación de manera rotunda. Por ello es recomendable que, si los padeces, bajes de peso antes de quedarte embarazada. Si ya lo estás, mantén tu peso a raya con una dieta y ejercicio físico adecuados. No se trata de no comer, sino de hacerlo bien. Tu médico y matrona estarán sobre ello, y te darán las pautas necesarias.

6. Mantén un descanso adecuado

Además de huir del estrés y la ansiedad, es conveniente que tengas una correcta higiene del sueño. Es cierto que durante el embarazo lo habitual es dormir mal por la noche y tener sueño durante el día, pero ciertos hábitos te ayudarán a mejorar esta situación: cena ligera, técnicas relajantes o leer.

7. Evita alimentos peligrosos

Como ya sabrás, hay varios alimentos que debes evitar o bien reducir y controlar su consumo. Como resumen general: lácteos siempre elaborados con leche pasteurizada (ojo con los quesos), lavar muy bien frutas y verduras, no consumir carne cruda o poco pasada (aquí entran los embutidos). Es recomendable congelar el pescado antes de consumirlo. Reduce al mínimo el consumo de cafeína, y cuidado con infusiones y productos de herbolario: No todos están indicados, y si lo están, su consumo debe ser moderado y controlado.

8. Visitas al médico y a la matrona

Es fundamental que comiences el control gestacional de manera precoz, idealmente realizando una visita preconcepcional. Acude a todas las visitas y en las fechas programadas, ya que de lo contrario podrías perderte pruebas muy importantes, como el diagnóstico prenatal o el cribado de diabetes gestacional. Sigue las recomendaciones que te hagan en cuanto a toma de suplementos, dieta, ejercicio, hábitos de vida…, ya que van orientadas solo a vuestro beneficio (al tuyo y al de tu bebé).

9. Cuidados corporales adecuados

Cuídate y mímate al máximo, ya que te reconfortará y te generará salud. Cuida tu piel con constancia y regularidad manteniéndola hidratada, y así evitaras las estrías y otros problemas. También deberás utilizar un protector solar adecuado (protección alta) y no exponerte directamente a los rayos solares. Utiliza un calzado apropiado (cómodo y evitando tacón alto) y ropa de fibras naturales, transpirable y que no sea ajustada.

10. Adquiere conocimientos útiles

Conocer lo que sucede de manera fisiológica ayuda a entender muchos síntomas, sensaciones y actuaciones de los profesionales que te rodean. Por ello es fundamental que realices la preparación al parto, que programará tu matrona, además de leer libros y textos adecuados, realizados por profesionales, que te ayudarán a conocer todo el proceso del parto y del puerperio.

Dra. Elisa García
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)

Comentado por María del Carmen Zárate el 15 de Febrero, 2021, 1:33 am

Yo busco kedar embarazada tengo 44 años y tengo tiroides será ke es riesgoso????

Comentado por Dra. Elisa García el 15 de Abril, 2021, 3:44 pm

Hola, María del Carmen. No nos dices que tipo de patología tiroidea presentas, ni si precisas medicación para ella. Ante la ausencia de datos, lo único que podemos aconsejarte es que consultes con tu médico de atención primaria, o con tu ginecólogo, que podrán aconsejarte adecuadamente según tu situación. Un saludo.

Déjanos tu comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.