Remedios o trucos para dilatar más rápidamente

121
Trucos y remedios para dilatar rápidamente
21 Ene 2021

Desde el momento en que nos quedamos embarazadas nos preocupa el momento del partoCuando se aproxima, parece que a una le surgen las dudas sobre este acto, que, tiempo atrás -y no hace tanto-, se consideraba algo muy natural y poco predecible. En el momento que nos ha tocado vivir, queremos saber con exactitud la fecha probable de parto y, cuando se aproxima, cuánto vamos a tardar en dilatar y luego en parir. La Obstetricia -como la Medicina en general- no es una ciencia exacta y a nosotros, como obstetras, nos encantaría poder predecir lo más acertado posible todas las dudas que nos planteáis en las últimas consultas.

La incertidumbre de no saber cuándo será el parto


Cuando se acerca el final del embarazo esa preocupación se hace más intensa y el miedo a lo desconocido hace que la futura mamá sienta bastante ansiedad ante un hecho tan fisiológico y natural como es el parto.

En nuestra sociedad hemos perdido algo que en otros momentos las mujeres disfrutaban, el acompañamiento de las mujeres de la familia durante el embarazo y parto. De forma que las niñas de otras épocas históricas veían como algo natural y conocido ese momento del final del embarazo y conocían las posibilidades de hacer que se acortase. 

Este desconocimiento y el actual ritmo de vida, en el que todo parece necesitar estar programado y planificado, hacen que a las futuras mamás les inquiete no conocer la fecha en que se producirá el parto o la duración exacta de la dilatación o cómo será la recuperación posterior. 

A lo largo de la historia se ha observado cómo, mujeres pertenecientes a determinadas culturas, dilatan más rápidamente que otras gestantes. Pero, ¿a qué puede deberse este hecho?, ¿a algún producto que se incluye en su alimentación?, ¿alguna práctica física habitual en su sociedad?... En este "post" vamos a intentar enumerar y dar explicación sobre determinados hechos que pueden favorecer el avanzar centímetro a centímetro en el periodo de dilatación del parto.

La verdad sobre los remedios naturales para dilatar rápido

Existen una serie de factores que, en algún momento, se han relacionado con la mejora en la dilatación, tales como:

  • La homeopatía es una medicina alternativa que emplea principios activos altamente diluidos. Las hierbas pertenecientes al género Caulophyllum se ha visto que pueden ser eficaces para establecer el trabajo de parto, siempre y cuando la dinámica uterina se base en contracciones irregulares o cortas. No obstante, la evidencia científica para recomendar su empleo es insuficiente en la inducción del parto.
  • No existen estudios con rigor científico que demuestren que el empleo de determinados suplementos de hierbas (como las infusiones de hojas de frambueso) puedan llegar a favorecer tanto la aparición de dinámica uterina como la dilatación precoz. Lo que sí está claramente comprobado es que el uso de preparados de hierbas no supervisados, pueden contener productos que desencadenen efectos perjudiciales.
  • Se está establecimiento, y cada vez con más adeptos, que la estimulación neuronal mediante la acupuntura puede favorecer la maduración cervical y la dinámica uterina, mejorando así la inducción del parto. Sin embargo, como en los casos anteriores, no hay estudios con una metodología adecuada que nos permita aseguraros que el empleo de dicha técnica va a tener el fin deseado.
  • La osteopatía recoge un conjunto de técnicas manuales y tratamientos no invasivos. Se trata de aliviar los problemas de salud, en muchos casos como complemento de la medicina tradicional, intentando evitar tratamientos farmacológicos. En el tercer trimestre de embarazo estas técnicas o tratamientos buscan favorecer el restablecimiento de la movilidad correcta de la pelvis, aliviar tensiones musculares y flexibilizar la columna de la mamá, de forma que el bebé se sitúe correctamente y se favorezca el momento del parto. 

Ninguna de estas técnicas ha demostrado científicamente su eficacia, aunque existen casos en los que puedan favorecer el comienzo o el desarrollo del parto. En cualquier caso, si deseas intentar alguna de estas posibilidades, ponte en manos de un profesional cualificado, siempre después de consultar con tu ginecólogo la existencia o no de contraindicaciones en tu caso particular.

Las relaciones sexuales aceleran la dilatación

El papel de la liberación endógena de oxitocina a través de la estimulación del pezón también se ha estudiado, pero a pesar de que la hipótesis es totalmente lógica: si se libera oxitocina se desencadenará mayor número de contracciones y puedes ponerte de parto, pero esta teoría no se ha demostrado científicamente.

  • Si se plantean las relaciones sexuales como un método para inducir el parto, mejorando la dinámica uterina y la dilatación cervical, es por dos razones fundamentales:
  • La primera de ellas es el alto contenido de prostaglandinas que contiene el semen, actuando a nivel cervical como los fármacos que empleamos los obstetras para la maduración de dicha zona.
  • La segunda es que el orgasmo produce una liberación de oxitocina de forma fisiológica. Y la oxitocina se incluye en la medicación usada de manera habitual para provocar el parto. Por ello, en teoría la práctica sexual puede verse relacionada con la dilatación más precoz; no obstante como en los casos anteriores, no podemos asegurarlo.
  • La estimulación del pezón, como hemos dicho, es otra forma de liberar oxitocina. Masajear los pezones simulando la succión que realiza el bebé al mamar puede conseguir que se libere oxitocina. Si se consigue, puede provocar que mejore el número e intensidad de contracciones y podríamos provocar el parto o adelantarlo, aunque, como en los casos anteriores, no podemos asegurar su eficacia.

A pesar de que no podemos decirte que haciendo alguno de los puntos, anteriormente expuestos, vas a dilatar velozmente, existen dos de ellas que pueden originar una mayor unión en la pareja y se puede establecer una esfera muy íntima al final de la gestación. Disfruta de las relaciones sexuales con tu media naranja, porque además de ser más feliz te pueden ayudar a ponerte de parto o a dilatar más rápidamente.

Dra. Miriam de la Puente
Especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)