No me quedo embarazada, ¿cuándo debería consultar con un médico?

6
Pareja en una consulta médica
25 Mar 2022

En nuestra sociedad actual, cada vez más parejas tienen dificultades para conseguir un embarazo de manera natural. Múltiples factores favorecen esta infertilidad (edad, estrés laboral, estilo de vida…) y hasta un 15% de parejas la sufre. No es fácil tomar la decisión de ser padres, y cuando se está preparado y se desea, el hecho de que pasen los meses y el embarazo no llegue puede ser frustrante y anímicamente devastador.

Y en esa espera, surge una duda: ¿en qué momento debería consultar con un medico si no consigo el embrazo?

¿Cuándo hay que consultar con el médico?

La respuesta a esta pregunta de manera generalizada es:

✅Tras un año de relaciones sexuales frecuentes, sin utilizar ningún método anticonceptivo.

✅ Para una pareja que busca un embarazo, se considera una frecuencia normal mantener relaciones sexuales 2 o 3 veces a la semana, independientemente del ciclo menstrual de la mujer.

Ahora bien, existen algunos casos en los que se recomienda no esperar un año, sino consultar a partir de los seis meses.

En el caso de la mujer son:

En el caso del varón:

  • Si tienen antecedentes de patología urológica, como alguna cirugía, infección, traumatismo, varicocele.
  • Si existen problemas de erección o eyaculación.

Las pruebas para diagnosticar la infertilidad

Y ahora llega la segunda pregunta: ¿Qué pruebas nos harán?

Las pruebas se realizarán siempre a ambos miembros de la pareja, ya que la infertilidad es cosa de dos.

En primer lugar, el médico especialista realizará una detallada historia clínica de ambos, con vuestra edad, antecedentes personales y familiares, estilo de vida, toma de medicamentos o tóxicos, patrón menstrual, relaciones sexuales… y también una exploración física básica y determinación del índice de masa corporal (recuerda que el sobrepeso y la obesidad son enemigos de la fertilidad).

En la mujer solicitarán:

  • Una analítica completa, en el que se incluye un estudio de las hormonas relacionadas con la fertilidad (en diferentes momentos del ciclo, que ayudarán a determinar si existe ovulación, la reserva ovárica…), y una serología para descartar infecciones relacionadas.
  • Ecografía ginecológica detallada,  para evaluar normalidad de útero y ovario.
  • Generalmente se solicita una histerosalpingografía, que es una  prueba de radiología con contraste que valora la permeabilidad de las trompas.

En el varón:

  • Una analítica completa con serologías.
  • Un seminograma , para evaluar la calidad y cantidad espermática.

Causas de la infertilidad

En aproximadamente un 30% de los casos se halla una causa en la mujer, en el 30% en el varón, en un 20% la causa será de ambos, y hasta en otro 20% de los casos no se llega a encontrar el origen de la infertilidad.

  • En la mujer las causas más frecuentes son la edad (a partir de los 35 años comienza a disminuir la fertilidad), los trastornos hormonales y ginecológicos como el síndrome de ovario poliquístico, la endometriosis o la obstrucción de las trompas de Falopio.
  • En el varón, la disminución en la calidad y/o cantidad de los espermatozoides.  ¿Sabías que el estrés puede perjudicar tu fertilidad?

Como veis, el estudio de fertilidad es sencillo. A partir de él se puede recabar mucha información y tratar posibles causas, además de plantear el tratamiento de fertilidad más adecuado para vosotros.

Elisa García
Especialista en Obstetricia y Ginecología en el Hospital Clínico San Carlos (Madrid)