8 síntomas de embarazo raros: Primeras semanas

229
Síntomas raros de embarazo en las primeras semanas
17 Sep 2018

Existen otros síntomas de embarazo además de la falta de regla, la sensibilidad del pecho o las típicas náuseas y vómitos. Se trata de signos y señales de embarazo más infrecuentes, raros o extraños que también pueden aparecer en las primeras semanas de gestación. Suelen asociarse raramente con un embarazo y puede que a la mujer no le hagan sospechar de su estado.

1. Diarrea, gases, flatulencia... ¡y embarazo! Puedes notar síntomas gastrointestinales diferentes a las náuseas y vómitos como la diarrea o el aumento de los gases. En un porcentaje bajo de embarazadas puede aparecer en vez de estreñimiento (que es lo más habitual), diarrea que no suele ser severa. La sensación de gases, que puede empeorar después de las comidas, flatulencia o las digestiones pesadas son otro ejemplo.

2. Más flujo y secreciones vaginales. El aumento de la secreción o mucosidad vaginal es también un síntoma que puede aparecer en las primeras semanas de embarazo cuando aún no te has tenido la primera falta de mestruación. La mucosa vaginal es un tejido muy sensible a las hormonas femeninas, y las variaciones hormonales en el embarazo favorecen que aumente la secreción.

3. Infecciones vaginales como cándida. Además puedes percibir un olor diferente al habitual en las secreciones vaginales, que incluso puede hacerte sospechar de la existencia de alguna infección. Estas son sus señales de alarma:

  • Para que exista infección es preciso el mal olor del flujo, síntomas como ardor picor, no sólo un aumento de la secreción.
  • Suelen generar aumento del flujo, que es de aspecto grumoso, blanquecino o amarillento, muy pegadizo, y con un prurito intenso.

La infección vaginal más frecuente en el embarazo es la presencia de una infección vaginal por el hongo cándida. Y es más frecuente en mujeres que la han padecido con anterioridad.

4. "Me sangran las encías y la nariz". El sangrado por las encías puede ser un síntoma que aparece desde el comienzo del embarazo. Al igual que la mucosa vaginal, aumenta su vascularización y se hace más sensible al roce; ocurre lo mismo con la mucosa de la boca y la nariz. Por ello, pequeños traumas, ya sea al lavarse los dientes, o al sonarse la nariz, pueden desencadenar sangrados.

5. "Sufro un goteo nasal constante..." Esta vascularización aumentada de las mucosas hace además que la gestante tenga la sensación de rinorrea contínua, o secreción muy abundante por la nariz. Esta secreción es parecida a la que tiene una persona alérgica en primavera, con mocos muy abundantes, transparentes y líquidos. Suele empeorar por las noches. Es la denominada rinitis del embarazo.

6. Insomnio y despertares nocturnos, ¿no era lo contrario? Aunque lo más típico en el embarazo es la aparición de somnolencia, sensación de cansancio, o tener tendencia a dormir más horas, es posible la aparición de insomnio. El más frecuente es el que se denomina insomnio por despertar precoz, es decir, el que no implica el momento de conciliar el sueño. ¿Cómo se detecta? En un momento de la noche, la gestante se despierta y es incapaz de volver a dormirse. Puede aparecer en las primeras semanas de embarazo y por lo tanto no está asociado a la incomodidad de la barriga de la embarazada en los últimos meses.

7. ¿Manchas en la piel, granitos y acné? También...  De igual modo que las hormonas en las embarazadas tienen un efecto en las mucosas del organismo, también lo tienen en la piel. Son más sensibles a la aparición de manchas, también denominadas cloasma o máscara del embarazo y de acné. La progesterona, una hormona esencial desde el principio de la gestación, favorece la aparición de pequeños granos o espinillas.

8. Embarazo con una "falsa regla". ¿Puedo estar embarazada y tener la regla a la vez? Se lo preguntan muchas madres y la explicación es sencilla. La falta de menstruación es un síntoma común a todos los embarazos. Pero a veces se confunde el sangrado de implantación -que se produce unos quince días después de la fecundación- con una regla corta. Además, algunas mujeres refieren sangrados superficiales y más cortos que una regla durante los primeros meses de embarazo, por lo que la gestación pasaría desapercibida si no tienen síntomas típicos como náuseas, vómitos o mareos.

Dra. Diana Cuenca
Ginecóloga y Obstetra del Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid)